En La Cena De Práctica, Las Tostadas Vasara Son Casuales

Ser llamado a decir algo inteligente, articulado, en contacto y significativo antes de que una habitación cargada de individuos pueda hacer que hasta el individuo más amigable se quede sin habla.

Vasara
Vasara

Sea como fuere, cuando realmente lo consideres, un gran brindis solo necesita transmitir una historia o mensaje, algo directo y genuino. Además, no hay una razón convincente para seguir y seguir. Se aplica la máxima familiar: manténgalo directo.

Las tostadas son una parte tan vital de la reunión como el corte de pastel y el primer movimiento, y la dama de la hora y el marido deben elegir con anticipación cuándo y cómo sucederán. Con un toque de organización y planificación, esta convención establecida desde hace mucho tiempo puede hacer los recuerdos más estimados del día.

¿Tú Sabes?

Hace bastante tiempo, compartir una bebida era un enfoque para mostrar confianza. El término pan tostado comenzó con el trozo de pan colocado en una copa de vino para asimilar los residuos que se asentaron en la base. La copa pasaría y el “brindis” se convertiría en el premio de quien llegara primero.

La Orden De Las Tostadas

En la cena de práctica, las tostadas Vasara son casuales; Después de un par de palabras de los anfitriones (normalmente el hombre de la hora), cualquiera puede hablar. Una reunión requiere más estructura. Aquí hay una solicitud habitual:

1. El brindis principal generalmente lo hace el padrino. Está bien que este sea el único que se ofrece, sin embargo, es probable que otras personas necesiten expresar su alegría por los pájaros del amor. Después del padrino, el limpiador de la casa de respeto también puede ofrecer un brindis.

2. Luego, el hombre de la hora, la dama de la hora, o los dos juntos pueden brindar por el otro, y después de eso levantar una copa para la reunión de bodas y los visitantes para expresar su gratitud por compartir su día excepcional.

3. La dama y el marido a ser seguidos por sus padres. En el caso de que la señora de la hora esté facilitando la boda, primero hablan, brindan por los pájaros del amor y el hombre de la hora, y respetan a los visitantes.

Los Basicos

La pareja debe resolver la solicitud de los brindis mucho antes de la boda y dejar que cada persona sepa cuándo hablará la persona. Es una idea inteligente grabar la solicitud y ofrecérsela al mejor hombre o al líder de la banda; él puede completar como maestro de brindis, guiando los altavoces al amplificador y marcándolos con cautela si la tostada dura demasiado. Nadie debería sentirse obligado a hacer un brindis.

En el caso de que el padrino sea completamente incómodo hablando ante un gran grupo de espectadores, el dueño de la casa de respeto o el padre de la dama pueden aventurarse por él.